Existe una gama sorprendente de tipos de andamios que se pueden utilizar en la construcción, entre otro tipo de lugares y proyectos donde se pueden utilizar. El principio general de un andamio, ya sea de tipo estático, laminado o cualquier otro tipo, sigue siendo el mismo: proporcionar una plataforma para los trabajadores y los materiales mientras el trabajo se lleva a cabo.

Su uso más frecuente es en los proyectos de construcción, instalación de estructuras metálicas y otros proyectos de altura. Es común ver andamios que se utilizan para trabajos de reparación, para acceder a objetos altos, para limpiar ventanas de edificios altos, y más. Elegir la forma más apropiada de la estructura del andamio es una etapa importante en el proyecto que usted está emprendiendo.

En este espacio te iremos hablando de los tipos de andamios, comenzaremos con los:

Andamios soportados

Esta es la forma más utilizada de andamios y es el tipo que verá que se utiliza en trabajos de construcción y en la mayoría de las otras formas de trabajo donde la elevación es necesaria. Puede ser necesario un apoyo adicional si el andamio es largo o se requiere tomar mucho peso.

El andamio soportado se construye desde la base hacia arriba, y normalmente se usará donde sea posible. Se considera la forma más fácil, más conveniente, más segura y más rentable de construcción de andamios. Existen diferentes formas de andamios soportados y cada uno de ellos tiene un propósito muy específico y se utiliza en circunstancias específicas.

Si necesitas asesoría personalizada para la selección de andamios que necesitas para tu proyecto no olvides comunicarte con los expertos como lo son: Andamios en San Luís SA de Cv.